Aumentan las denuncias de agresión contra mujeres

Por Sandra Valdéz – Prensa Libre

La agresión psicológica, verbal, económica y física son un enorme mal que carcome la vida de miles de mujeres, lo cual se refleja en un promedio de 20 denuncias diarias en el Ministerio Público, de las cuales solo una parte llega hasta un proceso judicial y menos aún a sentencia.

La Fiscalía de Delitos contra la Mujer recibe a diario los testimonios de víctimas afectadas en diversos grados. Hay días en que se presentan hasta 30 mujeres.

Sin embargo, este año solo se ha llegado a formular acusación en mil 396 procesos, y se dictaron 294 sentencias en los juzgados y tribunales entre enero y septiembre últimos, según estadísticas del Organismo Judicial (OJ).

Por falta de educación, baja autoestima y patrones culturales, muchas mujeres han llegado a considerar normales las agresiones, y no es sino hasta que se da una fase crítica que se percatan de que su situación atenta contra su seguridad y la de sus hijos y que deben buscar justicia.

Amalia Mazariegos, coordinadora del programa de asistencia legal gratuita del Instituto de la Defensa Pública Penal, afirma que atienden unos mil 500 casos al mes de violencia contra la mujer.

La experiencia les ha demostrado que las víctimas denuncian sobre todo la violencia física y económica, pero esto suele ocurrir después de que ya han sido violentadas en forma psicológica y sexual, lo cual no dan a conocer “por vergüenza, estigma, victimización y un pudor mal entendido”.

“Muchas de esas mujeres vienen a denunciar cuando incluso ya tienen hijos mayores, producto de los ultrajes sexuales que sufren por parte de sus parejas”, explica Mazariegos.

En el peor de los casos, la secuencia de agresiones concluye con la discapacidad o muerte de la agredida, situación que se reflejó en el reciente Examen Periódico Universal que hicieron países miembros de las Naciones Unidas a Guatemala sobre derechos humanos.

En el resumen preparado por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos para este ejercicio se lee: “Pese a la aprobación de la Ley contra el Femicidio, continuaba aumentando el número de mujeres asesinadas, y Guatemala seguía sin investigar ni enjuiciar esos crímenes”.

El informe también describe información recibida de organizaciones civiles: “Se observó el aumento de sentencias condenatorias, en comparación con los primeros años de vigencia de la Ley contra el Femicidio”.

También señala la “falta de coordinación de políticas y planes estratégicos para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres”.

Largo matrimonio

Un caso entre muchos es el de una mujer de más de 20 años de casada con un funcionario bancario. Su fobia hacia las serpientes era sumamente conocida por su familia. Sin embargo, su esposo, en un momento que se suponía era de romance, le mostró una que él mismo colocó en la cama.

Fue por esa crisis que ella descubrió que después de dos décadas de vida conyugal, su matrimonio nunca fue legal porque lo había celebrado un abogado amigo del esposo, quien ahora la engañaba con una estilista. Por eso ella no pudo reclamar la parte de la casa que le correspondía ni le pudo pedir pensión alimenticia.

La mujer se había dedicado totalmente a su hogar y al cuidado de sus hijos, y de un día para otro se quedó sin donde vivir.

La casa estaba a nombre de su esposo y este echó a la mujer y vendió el inmueble. La depresión la llevó a un intento de suicidio, aunque la superó con ayuda de sus hijos.

“Ello muestra que la violencia psicológica y económica es fuerte y que se da incluso a niveles altos”, dice Senaida Escobedo Gowans, directora de la Comisión de la Mujer del OJ, y enfatiza que lo peor que se puede hacer ante esos casos es callar.

Recomendaciones

¿Qué hacer y a quién acudir?

El Grupo Guatemalteco de Mujeres (GGM) recomienda a las  víctimas de violencia, especialmente psicológica o sexual,  que lo denuncien antes de que lleguen a momentos críticos. Senaida Escobedo, directora de la Comisión de la Mujer del OJ, explica que la violencia sexual se da cuando la prepotencia del hombre busca su complacencia aun a costa del malestar de la esposa.

La psicológica se da con comentarios constantes que buscan afectar la  autoestima de la mujer, como humillarla por su origen o a su familia. Sarina Artiga, de GGM, recomienda acercarse al Ministerio Público, donde le explican a la denunciante las diferentes formas de frenar la violencia.

Si la situación llega al punto de las amenazas o las golpizas brutales y la fémina requiere   protección, Yolanda Sandoval, fiscal de Delitos contra la Mujer, asegura que su trabajo  es atender de inmediato las denuncias y coordinar para que la víctima reciba atención inmediata con medidas de protección, para lo cual existe un juzgado contra el Femicidio que funciona las 24 horas del día.
Norma Cruz, de la Fundación Sobrevivientes, coincide  en que las medidas de seguridad son la salida más rápida que las autoridades han encontrado para accionar en  casos que han  llegado  a golpes y amenazas.

Sandoval afirma que  las instituciones se han organizado para brindar estas medidas, que consisten  en  prohibirle al agresor que se acerque al lugar donde la esposa reside con sus hijos,  por tres o seis meses, tiempo que se puede renovar. También en momentos  críticos, cuando la mujer corre riesgo de muerte o de que le quiten a sus hijos, puede solicitar que la lleven a un albergue.

Escobedo también recomienda a la Policía Nacional Civil hacer uso de su derecho de ingresar en condominios privados cuando dentro de ellos se dé una situación de violencia.

Flagelo

Desde que son niñas

La violencia en el hogar  afecta a muchas mujeres desde que son niñas, y las madres se percatan mucho tiempo después y solo por cambios de actitud o enfermedades infectocontagiosas.  Un ejemplo es el de una pequeña a quien un familiar empezó a abusar desde los siete meses de edad. A los 3 años la niña presentó  una infección urinaria y  los genitales rasgados, por lo que la evaluó un médico que afirmó que las rasgaduras se debían a que la pequeña se rascaba. Cuando la madre le dijo a la menor que no se rascara, esta, en su inocencia, respondió que quien la rascaba era un familiar. Fue así como la madre se dio cuenta del abuso sexual y se percató de que la niña había asumido como normal el sufrimiento.

Testimonio

La despoja de sus bienes después de 23 años juntos

Marisol Campollo denunció el 26 de septiembre último que su esposo, gerente de una portuaria, la maltrataba. La queja  la hizo pública luego de que él  llegó a su casa  con orden judicial tras haberla presionado para  que desistiera de las medidas de seguridad.
Su preocupación era que se cumplieran las amenazas de muerte que el marido le había hecho en varias ocasiones.

Él llegó  a las 5.40 horas a  la casa que ella habitaba con sus hijas, acompañado de varios autopatrullas y agentes de la Policía Nacional Civil, supuestamente a sacar su ropa, pero llevaba un camión de mudanzas, pese a que  la mayor parte de tenencias se las había llevado  antes.

Campollo contó que después de  23 años de matrimonio empezaron los problemas. Los golpes y agresiones verbales fueron acompañados de la violencia económica. Un abogado falsificó su firma en un documento en el que ella supuestamente le condonaba a su esposo una deuda de Q1 millón.

Campollo asegura que también, por medio de una falsificación, él logró arrebatarle la renta de dos locales comerciales que ambos habían construido cuando se dedicaban a la abogacía, por lo que son un patrimonio común. Además, el hombre logró que una hipoteca  pasara  a él en usufructo.

El caso es uno de los muchos que se encuentran en el OJ y en los que se evidencia cómo no solo los matrimonios jóvenes  o pobres afrontan ese flagelo, sino también se da en esferas de alto nivel económico y académico.

Brechas de género

  • La disparidad de género en el país aún es notoria, en todos los ámbitos.
  • En la séptima edición del World Economic Forum 2012, que califica la brecha de género mundial,  Europa domina el ranquin anual de los 10 mejores, con Islandia, en el primer puesto por tener más igualdad. Grecia (82) y Turquía (124) son los últimos.
  • En América,Nicaragua tiene más igualdad en el puesto 9,  EE. UU.  en el  22 y Guatemala en el 116, de 135 países.
  • En Asia, India se ubica en el  puesto 105.  Pakistán,  entre los diez con peor calificación.
  • En el mundo árabe, Emiratos Árabes Unidos es el 107 y Yemen,  el 135.
  • En África, Lesoto  está en el 14; es el país mejor posicionado. Costa de Marfil se encuentra en el 130, y  Chad, en el 133.